Sin titulo



Esta ausencia de letras, este desgano, parezco estar resignada.
Pero no lo estoy; son los otros, los diarios, la televisión quienes están resignados.
Creo que un tanto por ciento de nosotros, morirá en accidente de auto.
Otro tanto por ciento de alcoholismo.
Otro tanto de una vejez miserable.
En todos los casos las noticias nos habían prevenido.
Prevenir no es curar.
Creo que tanto por ciento de nosotros vivirá un gran amor, otro por ciento comprenderá algo más de la vida.
Otro tanto por ciento se sentirá bien, amando a alguien.
Y finalmente el ciento por ciento morirá, pero siempre habrá un porcentaje con la mirada y las lágrimas de alguien en la cabecera, allí está perdida existencia.
No son las playas que se devanan en decorados de ensueño.
No son los clubes exclusivos.
No son los amigos.
Es algo frágil, precioso, que se saquea deliberadamente en estos tiempos.
Es el alma.
Y esta alma si no tenemos cuidado, la encontraremos un día delante de nosotros sofocada,

Pidiendo gracia, hecha pedazos.