Mis senos frotan tu espalda danzante,

tu voz, escribe, con su guiño, un beso,

me sonríes besando mi cuello

nuestra profundidad de mujer

navegando en mares por nosotras conocidas


Aprietas mi cintura hundiéndome en tus mojadas playas,

encendiendo velas, despertando ganas

mis labios… espejo de tu sexo,

vientos me desorientan

Y ahí estas…

bella y jadeante…