Mama

Estaba oscuro… 
Solo el rayo de la luz de tus ojos. 
Me enseñaste a respirar 
y tus entrañas acariciaban mi frágil cuerpo.
Soñaba con colores 
y te imaginaba hermosa, 
fueron nueve meses en un mundo rosa.
Crecí de a poco con tu calor 
me alimentaba con tus caricias 
y frases de amor. 
El momento llegaba 
iba a conocerte, 
estaba muy protegida 
con miedo de perderte… 
Se hizo la luz 
una mañana de febrero, 
mamá ahí estabas tú 
tan maravillosa y tan dulce 
como te había imaginado.