Duelo injusto en el género de la vida.
Sueño de momentos de aliento
bruma en medio de un silencio estelar.
Dignidad solapada
mentiras hechas de leyes.
Disfraces de impunidad que dividen y corrompen lo humano.
Veinticuatro horas me pregunto ¿cómo vive otra mujer
en la escena azarosa de su existencia?
Pasean miles de ideas errantes de imágenes cristalizadas en presencia
deseosas de abandonar sus propias razones
Busca mi alma
la luz que brilla tras las gafas del tirano.
Mi ser se arroja en un temple que acalora y rescata su olvido.
Reloj florido de arena.
Amanecer exaltado.
Sinuosa pasión.

¡Bosquejo y obra de ti... mujer!