Hermandad, abrazos, amistad.



No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en casas contiguas, tuvieron un conflicto. Éste era el primer problema que tuvieron después de 40 años de cultivar su HERMANDAD,  hombro a hombro, compartir el duro trabajo en el campo
Un día tuvieron un mal entendido, que fue creciendo hasta llegar a abrir una tremenda brecha entre ellos, que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio.
Una mañana alguien llamó a la puerta de Vicente. Al abrir encontró al médico de la familia, el cual hacía años que no aparecía por allí. Se dieron grandes y sentidos ABRAZOS.
Vicente se sentía halagado por la presencia del doctor, y a la vez le intrigaba el porqué de esa visita.
-       Mira Vicente: (dijo el doctor), venía a ver a tu hermano Manuel, pero no está aquí al lado.
Vicente explico un poco al médico que estaban distanciados… este repentinamente interrumpió lo que contaba Vicente.
. Los últimos estudios que le hicimos a Manuel salieron muy mal, y en honor a nuestra AMISTAD tengo que decirte que…. (Una pausa hizo el medico)
¡DECIRME QUE! (dijo Vicente levantando la voz)
Y el medico dijo
-       Manuel tiene un cáncer terminal, él lo sabe hace años, pero jamás quiso decirte nada para no preocuparte. Debemos llevarlo al hospital, tiene que estar cuidado, y ahí se encontrara mejor.
Eso no es posible; dijo Vicente mientras los ojos se le nublaban, mi hermano pequeño jamás se enfermó, nunca se quejó de nada…
-        Es duro pero es cuestión de días, nada más.
Escucharon los dos como Manuel llegaba a paso lento a su casa, pegada a la de su hermano.
Los dos salieron, Manuel sorprendido por ver al doctor, veía venir el reclamo de su hermano mayor
Vicente corrió hacia Manuel, lo abrazo y lloraba angustiado.
Manuel le hizo un guiño al doctor, la AMISTAD que los unía, había hecho que el medico guardara ese secreto.