Ofrenda

Hoy recibí el regalo
El destino ya está esperando
Piénsame cuando haya marchado
Dudando en partir, queriendo permanecer.
Piénsame cuando se acabe lo cotidiano,
Revelaras nuestro futuro pensado:
Solo piénsame…bien lo sabes,
No te pierdas en  plegarias o consuelos.
Y aunque debas olvidarme por un momento
Para luego evocarme, no lo lamentes:
Pues la oscuridad y la pena dejan
Un vestigio de los pensamientos que tuve:
Es mejor el olvido en tu sonrisa

Que la tristeza ahogada en tu recuerdo.