Una simple gota

Soy una gota de agua que nació en una nube de tormenta. En mi niñez me precipité al vacío y al impactar contra la tierra comenzó mi juventud. En ésta discurrí por la superficie de la tierra y me uní a más gotas. Más tarde nos unimos millones de gotas, formando un río. En mi madurez, llegué al mar donde las gotas eran saladas y no dulces como yo. El sol provocó mi muerte por evaporación y ascendí al cielo, junto a millones de gotas. Allí desperté y renací, convirtiéndome en una nueva gota de agua. Soy una gota de agua que nació en una nube de tormenta…