Quítate la ropa,
Déjate tu piel sedosa solo puesta...
Déjame contemplarte...
Déjame acariciarte con ternura
Y pasión
Quiero sentirte cercano
Y oler el perfume de tu desnudez
Sentirte en la cama
Y dejarme llevar por tu inquietud

Eres tan lindo
Tan lleno de luz
Que mirarte es un poema
Y amarte una canción
Que compone a cada instante
Esos latidos
De mí enamorado corazón.
Ansiosos por besarte.

Desnudo...
Sin tu traje que entorpece
La visión de tu elegante figura
Se me llena el alma de ternura
Y los ojos de lágrimas de alegría.

Desnudo tu forma divina
Engalana la noche
Y me enamora

Viajo contigo hacia esos parajes
Donde nuestros cuerpos se unen
Y dejamos de ser nosotros
Para convertirnos en uno

Desnudo me pareces precioso
Eres quien eligió para mí
Que me mirase con deseo
Me siento perdida
Cegada por tu anhelo
Y solo quiero complacerte
Lo imposible desaparece
Y crece la sensación poderosa que enaltece
El alma dormida
Despertándola a tu suerte
Para que al entregármela
Me la devuelvas con tu esencia
Y tú perfume.